Acabar con una injusticia histórica: las enfermeras denuncian la discriminación de la Administración al considerarlas profesionales de segunda categoría en la escala laboral

#enfermerA1: Campaña sin precedentes para la inclusión de las enfermeras en el nivel A1

Acabar con una injusticia histórica: las enfermeras denuncian la discriminación de la Administración al considerarlas profesionales de segunda categoría en la escala laboral

 

  • Enfermería es un Grado Universitario con el mismo número de créditos que otras carreras como Derecho, Biología, Psicología o Economía. Sin embargo, a diferencia del resto de profesionales, cuando enfermeras y enfermeros acceden a un puesto de trabajo en la Administración Pública se encuadran dentro del grupo A2 en lugar del A1, una clasificación que cercena sus posibilidades de desarrollo profesional les impide acceder a determinados puestos de la Administración y limita su salario. 
  • El nivel A1 se asigna en función de la titulación y la responsabilidad del trabajo desempeñado. Las enfermeras tienen la titulación y su trabajo es fundamental para la sociedad, teniendo, además, en sus manos la vida de muchas personas. 
  • Inmersas aún en la vorágine de la pandemia, las enfermeras quieren hacer saber a la ciudadanía que aplaude su trabajo –y a los políticos que se desviven en homenajes y reconocimientos- que no están dispuestas a tolerar esta injusticia histórica que es discriminatorio. 
  • El Consejo General de Enfermería inicia una macrocampaña en toda España para reclamar al Gobierno que modifique la legislación para que se deje de considerar a las enfermeras como profesionales de segunda y se les incluya en el Grupo profesional que les corresponde: el A1. 

La carrera de Enfermería es, desde 2008, un Grado Universitario de cuatro años, un tiempo durante el cual quienes optan por esta profesión cursan 240 créditos de formación, lo mismo que otras carreras como Derecho, Psicología, Periodismo, Biología o Economía. Sin embargo, la diferencia es que las enfermeras cuando consiguen una plaza en la Administración Pública acceden al grupo A2 en lugar de al A1. Por el contrario, abogados, economistas, físicos, biólogos, psicólogos o periodistas, por ejemplo, están adscritos al grupo A1 con una titulación idéntica. Esta injusticia histórica representa una evidente discriminación hacia una profesión mayoritariamente de mujeres, que durante la pandemia que sufrimos ha trabajado sin descanso y ha dedicado su esfuerzo y su salud, en algunos casos hasta dejarse incluso la vida. El nivel profesional viene determinado por la titulación, la misma que la de profesiones que sí están dentro del A1, y el nivel de responsabilidad, que en las enfermeras está fuera de toda duda, pues qué mayor responsabilidad es cuidar de la salud de la población o la de una vida humana que está en sus manos.

La reticencia de las administraciones públicas a situar a la enfermería en el nivel que legítimamente le corresponde implica unas consecuencias a nivel de desarrollo profesional y el salario que reciben, impidiendo, por ejemplo, el acceso a determinados puestos dentro del ámbito sanitario. Así, mientras que un economista, un abogado, un físico o un psicólogo pueden ser gerente de un hospital, una enfermera tiene vetado ese puesto, pese a estar preparada para ocupar el cargo, tener competencias en gestión y tener un título universitario absolutamente equiparable a todos estos.

Regulación obsoleta

Para luchar contra la incoherencia de una normativa obsoleta, el Consejo General de Enfermería y toda la Organización Colegial (52 colegios provinciales y 17 consejos autonómicos) ponen en marcha a nivel nacional la campaña enfermerA1 con el doble objetivo de dar a conocer la injusticia a la que las enfermeras se ven sometidas y pedir al Gobierno el merecido cambio, por formación y responsabilidad, en la clasificación de las enfermeras.

“En esta pandemia ha quedado más que claro si cabe, que la responsabilidad y competencia de las enfermeras de nuestro país está fuera de toda duda. Llevan más de un año cuidando enfermos, salvando vidas y ahora, siendo las responsables de la campaña de vacunación más importante a la que se ha enfrentado el mundo entero. Se han puesto en riesgo por sus pacientes y ha sido la profesión sanitaria que más contagios ha sufrido al tener que trabajar muchos meses sin la protección adecuada. Han dedicado sudor y lágrimas para paliar el efecto del virus y, aun así, llevan más de 13 años sin ser consideradas como se merecen. Los ciudadanos que aplaudían desde los balcones y que reconocen el valor de las enfermeras son conscientes de que no merecemos este agravio comparativo”, explica Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería. “Vamos a llevar nuestra causa a todos los rincones de España porque estamos convencidos de que los ciudadanos están con nosotros y apoyarán masivamente nuestra inclusión inmediata en el grupo A1″, recalca el presidente de las enfermeras de España.

A través de la web www.enfermerA1.com, cualquier ciudadano podrá expresar su apoyo a esta reivindicación y conocer en profundidad el origen de esta discriminación y sus consecuencias en el día a día de 316.000 enfermeras y enfermeros de nuestro país. Carteles, vídeos, puestos informativos a pie de calle y una gran campaña informativa en medios y en redes sociales pretenden revertir una situación injusta y anacrónica, al tiempo que todos los responsables de la Organización Colegial de Enfermería van a trasladar a los grupos políticos -a nivel nacional, autonómico y local- el malestar de toda una profesión, pilar fundamental del Estado del Bienestar, del propio sistema sanitario y garante de la asistencia a toda la población en todas las etapas de la vida.

Esther Lagares, enfermera y fotógrafa ha sido la encargada de realizar la fotografía clave de la campaña. Una compañera enfermera de su hospital le sirvió de modelo en los tiempos más duros de la pandemia y es ella la cara visible de la injusticia que se denuncia desde el Consejo General de Enfermería. La enfermera de Huelva ha realizado esta instantánea que ha inspirado a la realización de la versión masculina que también está protagonizada por un enfermero real.

Responsabilidad

Independientemente de la equivalencia de la titulación con los profesionales que sí están incluidos en el grupo A1, un factor clave para determinar el nivel laboral es la responsabilidad que adquieren los profesionales en sus puestos de trabajo.  Precisamente éste es el principal argumento por el que las enfermeras españolas consideran que deberían pertenecer a él. “La responsabilidad que desempeñan las enfermeras no puede ser mayor: en sus manos está la vida de sus pacientes. Los cuidados, la prevención de complicaciones y la administración de tratamientos y medicamentos son esenciales para su supervivencia y la mejora de su salud. Estamos dedicadas a velar por la vida, la salud y el bienestar de sus pacientes, trabajando día a día en la promoción de la salud y la prevención de las enfermedades. La vida de todos ellos está a menudo en nuestras manos. ¿Qué mayor responsabilidad hay?”, reclama Florentino Pérez Raya.

“La Administración Pública -añade- se ha quedado anclada en el pasado, no ha adaptado su organización interna a la realidad actual. Hasta 2008, las enfermeras tenían un título de diplomado universitario, una situación que ya de por sí era muy injusta puesto que el número de horas totales que pasábamos en la universidad en tres años sumando clases y prácticas superaba al de muchos licenciados en cinco, como es el caso de Derecho, por ejemplo. Han pasado ya casi 15 años, y mientras que la sociedad reconoce nuestra excelencia y profesionalidad, la Administración Pública vive a espaldas de la realidad y nos considera profesionales de segunda y no lo vamos a tolerar ni un minuto más. No pedimos más que lo que es justo y lo que ya tienen otras carreras con misma – o menos – responsabilidad”, concluye el presidente del Consejo General de Enfermería.

Origen de la información pulse aquí.

Mas información pulse aquí.

Congreso Internacional Virtual de la Sociedad Española de Enfermería en Cirugía

Congreso Internacional Virtual de la Sociedad Española de Enfermería en Cirugía

• Las inscripciones se encuentran abiertas para formalizar la participación online en el evento los próximos 28 y 29 de octubre de 2021

El Congreso Internacional Virtual de la Sociedad Española de Enfermería en Cirugía se celebrará los días 28 y 29 de Octubre de 2021.

Si estás interesado en presentar un Trabajo Científico Virtual presta atención a las siguientes fechas de Interés:

  • Fecha Límite de Envíos de Abstracts: 12 de septiembre 2021
  • Fecha Límite Aceptación de Trabajos: 24 de septiembre 2021
  • Fecha Límite Envío de Comunicaciones y Posters con Videos: 15 de octubre 2021

Para más información sobre el Congreso puedes visitar su página web pulsando aquí.

El CGE exige al Gobierno medidas urgentes para acabar con las agresiones, la exposición a fármacos peligrosos y los pinchazos accidentales

Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo 2021

 

El CGE exige al Gobierno medidas urgentes para acabar con las agresiones, la exposición a fármacos peligrosos y los pinchazos accidentales 

 

  • Con motivo del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, el organismo que representa a las 316.000 enfermeras de España insta a las administraciones a que se comprometan a regular normas específicas para salvaguardar la seguridad de los profesionales.
  • “Es fundamental que las instituciones pertinentes pongan todos los esfuerzos para que las enfermeras no vuelvan a estar desprotegidas como durante el inicio de la pandemia”, afirma Florentino Pérez Raya, presidente del CGE.
  • Tal y como expone los resultados de una encuesta realizada por la Red Europea de Bioseguridad (EBN), en el último año los pinchazos accidentales han aumentado un 22% debido, en la mayoría de los casos, a la mayor presión y estrés.

 El Consejo General de Enfermería recuerda, con motivo del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, las dificultades a las que se enfrentaron y continúan enfrentándose las 316.000 enfermeras de España y exige al Gobierno central y a los autonómicos que pongan en valor este trabajo incansable, así como que aseguren la protección de aquellos que están en primera línea del COVID-19 y también los que, por su naturaleza, continúan atendiendo a pacientes en otros ámbitos de la sanidad.

La pandemia por COVID-19 ha visibilizado enormemente el trabajo de todos los sanitarios en general y de las enfermeras en particular. Miles de profesionales se pusieron hace ya más de un año al frente de la batalla para derrotar la enfermedad y poder salir de la mayor crisis sanitaria de la historia. A pesar del papel protagonista que tomaron desde el primer momento, desde las administraciones no se llevó a cabo una respuesta coordinada para protegerles. Sin el material necesario ni los equipos adecuados para combatir al virus, las enfermeras tuvieron que adaptarse e ingeniárselas para preservar su vida y la de sus allegados.

“La crisis que estamos viviendo en la actualidad ha puesto de manifiesto la necesidad de cuidar y respetar el capital humano que existe en nuestro sistema sanitario. Hemos visto cómo, a pesar de todo, las enfermeras han estado desprotegidas muchas veces, teniendo incluso que llegar a vestirse con bolsas de basura para atender a los pacientes. Es fundamental que las instituciones pertinentes pongan todas las medidas necesarias para que esto no vuelva a pasar y proteger, además, la salud y la seguridad de todos los profesionales en todos los estratos de la sanidad”, afirma Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.

Pinchazos accidentales

Uno de los mayores riesgos a los que se enfrentan las enfermeras son, según explican desde la Organización Colegial, los posibles pinchazos accidentales durante la realización de su trabajo, que pueden ocasionar contagios de virus como el VIH o la Hepatitis B o C. Por este motivo, hay que apostar firmemente por estandarizar el uso de las agujas de bioseguridad, que protegen a las enfermeras durante su día a día. Estos dispositivos son especialmente importantes para evitar riesgos en momentos de pandemia como el actual, en los que atender a un paciente se hace más complejo por la utilización de los equipos de protección que dificultan enormemente los movimientos.

Tal y como expone los resultados de una encuesta realizada por la Red Europea de Bioseguridad (EBN), en el último año los pinchazos accidentales han aumentado un 22% debido, en la mayoría de los casos, a la mayor presión y estrés al que han estado sometidos durante la pandemia. “Necesitamos una Directiva a nivel europeo que estandarice estos mecanismos y solicitamos que se desarrolle un observatorio permanente de la UE para proporcionar información y datos detallados y actualizados sobre lesiones con estos dispositivos. La seguridad de los sanitarios es primordial para poder continuar ofreciendo cuidados de calidad a la población”, asegura José Luis Cobos, vicesecretario general del CGE.

Medicamentos peligrosos

Otro de los retos a los que se enfrentan las administraciones como garantes de la salud de los trabajadores es tomar medidas para la protección de las enfermeras con los medicamentos peligrosos. De hecho, según los últimos datos, el cáncer es la principal causa de muerte relacionada con el trabajo en la Unión Europea. Las enfermeras y demás sanitarios corren más peligro en este ámbito al estar expuestos a sustancias cancerígenas, mutágenos y reprotóxicos mortales en sus puestos de trabajo. Esta es, sin duda, una de las grandes luchas del CGE, que hace tan solo unas semanas pidió al Ejecutivo que apoye sus reivindicaciones en las discusiones del Consejo Europeo con el Parlamento y la Comisión sobre este aspecto. “Los equipos de protección, las tecnologías seguras y las prácticas adecuadas están disponibles y no son costosas, pero es poco probable que los empleadores las introduzcan universalmente a menos que estén obligados a hacerlo. Necesitamos normas contundentes que obliguen a proteger al trabajador en este aspecto”, destaca José Luis Cobos.

Agresiones

También en el ámbito de la seguridad, existe otra cuenta pendiente con las enfermeras: las agresiones. Lejos de disminuir, esta lacra afecta cada día más al sistema sanitario. Se han registrado en el Observatorio Nacional de Agresiones a enfermeras y enfermeros más de 1.300 agresiones en el año 2020, datos tan elocuentes como inadmisibles, que reclaman una actuación urgente. Las largas listas de espera, la falta de profesionales y una Sanidad cada vez más maltratada hacen que los pacientes pierdan muchas veces los papeles y paguen su frustración con aquellos que sustentan el Sistema Nacional de Salud. “No podemos tener una Sanidad fuerte si aquellos que deben defendernos no legislan de forma contundente contra las agresiones, culpables en muchos casos de problemas de salud mental como el estrés y la ansiedad de las enfermeras”, subraya el presidente de las enfermeras.

Conciliación

Además de estos problemas claves para su seguridad, las enfermeras lidian día tras día con condiciones precarias que minan enormemente su salud como la falta de profesionales en las plantillas, la difícil conciliación entre los trabajadores, sueldos insuficientes y un escaso reconocimiento a la enorme labor que realizan. “La enfermería es una profesión mayoritariamente femenina, que en muchas ocasiones tiene que enfrentarse a otras situaciones estructurales de la sociedad. Hay que llevar a cabo medidas específicas que mejoren la conciliación de nuestros profesionales y, además, fomentar políticas de igualdad entre hombres y mujeres para acabar con la disparidad a la que nos enfrentamos en pleno año 2021”, destaca el presidente de las enfermeras.

En definitiva, el Consejo General de Enfermería puntualiza la importancia de cuidar y proteger a los profesionales de todo el país, puesto que han sido y siguen siendo los encargados de sacarnos adelante de la peor crisis sanitaria de la historia. “Ya no nos valen las palabras, queremos hechos y normas que nos protejan de verdad”, concluye Pérez Raya.

Origen de la información pulse aquí.

Mas información pulse aquí.

La pandemia agrava los problemas de piel por el uso continuado de mascarillas y geles hidroalcohólicos

La pandemia agrava los problemas de piel por el uso continuado de mascarillas y geles hidroalcohólicos

 

  • Más de 3.500 enfermeras inscritas al encuentro online sobre el manejo y cuidado de los problemas que afectan a la barrera cutánea organizado por el Consejo General de Enfermería, ISFOS y CERAVE.
  • El encuentro se enmarca dentro del acuerdo de colaboración “En la piel de la enfermera”, una campaña puesta en marcha por el Consejo con la colaboración de CeraVe que pretende promover la formación continua y gratuita de las enfermeras en el cuidado de las afecciones de la piel.
  • La sesión se ha centrado en el cuidado de pacientes con dermatitis, psoriasis, xerosis o ictiosis, entre otras afecciones, que han visto cómo las medidas de protección frente al COVID-19, mascarillas y geles hidroalcohólicos, han agravado su problema.
  • Más de la mitad de la población padecerá una afección de la piel en algún momento de su vida y la pandemia ha acelerado su aparición. 

Más de 3.500 enfermeras se han inscrito en el evento online que se ha celebrado esta tarde para hablar de las afecciones más frecuentes de la piel y sus cuidados. El webinar, titulado “Barrera cutánea y afecciones de la piel”, es el primero de un ciclo formativo denominado “En la piel de la Enfermera”, puesto en marcha por el Consejo General de Enfermería y su Instituto Superior de Formación Sanitaria (ISFOS) con la colaboración con la marca dermocosmética CeraVe.

Los expertos y los asistentes al encuentro han abordado el tratamiento y cuidados de aquellas afecciones de la piel en las que se produce una alteración de la barrera cutánea, algunas de ellas muy frecuentes, como la dermatitis atópica, que afecta al 20% de la población pediátrica y al 8% de la adulta; la xerosis o sequedad de la piel, que afecta a 7 de cada 10 mayores de 75 años; o la psoriasis, problema que padece el 2% de los españoles, y otras consideradas poco frecuentes, como la ictiosis, una enfermedad genética con unos 300 – 500 casos en nuestro país.

Para profundizar en éstas y otras afecciones de la piel la sesión ha contado con la participación de la enfermera Yolanda Roldán Merino, de la Clínica Dermatológica Internacional, y del dermatólogo Álvaro González Cantero, del Hospital Universitario Ramón y Cajal y del Grupo Pedro Jaén.

El objetivo, ha subrayado Pilar Fernández, vicepresidenta del Consejo General de Enfermería y directora de ISFOS, es “una vez más, poner al servicio de nuestras enfermeras una formación gratuita y de calidad de la mano de expertos, en este caso, en el cuidado de la piel. Este tipo de problemas son muy habituales, tanto que se estima que más de la mitad de la población tendrá alguna afección de la piel en algún momento, pudiendo llegar a tener un grave impacto en su calidad de vida. Por eso, es fundamental la formación de las enfermeras en este campo, tanto si trabajan en Atención Primaria como hospitalaria, en el ámbito sociosanitario, la enfermería escolar o del trabajo. Su labor es esencial en cuestiones como los cuidados o la educación de los pacientes”.

Por su parte, Isabel Castillejo, directora de Relaciones Médicas de L’Oréal, a la que pertenece CeraVe, ha subrayado que “para CeraVe es un verdadero orgullo poder llegar a esta colaboración, que refuerza el compromiso de nuestra marca en apoyar a profesionales de la salud y contribuir al desarrollo de la especialidad a través de la formación; además de facilitar herramientas que permitan mejorar el consejo y el acompañamiento al paciente. Un compromiso que se inicia hoy con los profesionales de enfermería, que están totalmente implicados en mejorar la calidad de vida de los pacientes; y donde la labor diaria que hacen en patologías crónicas, en el seguimiento y educación del paciente, es clave”.

 

Función barrera

En su intervención, el dermatólogo Álvaro González Cantero ha explicado la importancia de la barrera cutánea en el mantenimiento de nuestra salud al protegernos, por ejemplo, de agresiones externas como pueden ser virus y bacterias. Su alteración o deterioro, asociada a determinados problemas de la piel, puede permitir el paso de agentes nocivos y comprometer, por tanto, nuestra salud.

La inflamación, el enrojecimiento, el picor, el prurito y las escamas son algunos de los síntomas que pueden derivarse de la alteración de la barrera cutánea. Como ha subrayado Yolanda Roldán, “la clave es la hidratación, sin embargo, el manejo no es igual para todos los pacientes. Es importante que utilicemos en cada caso, dependiendo del problema que se presente, el tratamiento más adecuado, así como productos de higiene, lociones o protectores solares que correspondan”.

Como ejemplo de esas diferencias en los cuidados, añade, “mientras en los pacientes con dermatitis atópica se recomiendan baños cortos de agua templada, en la ictiosis se recurre a baños más largos que permitan retirar las escamas que se acumulan en la piel de estos pacientes”.

En el último año, ha añadido González Cantero, “hemos asistido a un incremento de problemas relacionados con la barrera cutánea debido al uso continuado de mascarillas y geles hidroalcohólicos. De una parte, esto ha afectado a la población general, pero se ha visto más agravado en aquellos que ya tienen un problema de base como la dermatitis atópica”.

 

Las enfermeras: esenciales

Roldán ha insistido también en la importancia de que todas las enfermeras, y no sólo las que trabajan específicamente en el ámbito de la Dermatología, se formen en este campo. “Es fundamental que todas las enfermeras tengamos, al menos, unos conocimientos básicos sobre los problemas de la piel y su manejo porque son muchos los pacientes que se ven afectados y nuestra actuación ahí tiene un claro impacto en la mejora de su calidad de vida”, señala Roldán.

En este sentido, González Cantero ha destacado también cómo “el pilar fundamental de la atención de nuestros pacientes son las enfermeras, esenciales en los cuidados y en explicar a los pacientes cómo seguir los tratamientos”.

El encuentro, que ha sido moderado por Íñigo Lapetra, director de Comunicación del Consejo General de Enfermería, ha contado también con la intervención de Mercedes Abarquero, farmacéutica y responsable de Comunicación Científica de CeraVe, que se ha referido a la importancia de los activos y la formulación de los tratamientos dirigidos al restablecimiento de la barrera cutánea.

“El mantenimiento o la reparación de la barrera cutánea son claves en el cuidado de cualquier piel. Los dermocosméticos juegan un papel relevante, especialmente en aquellas situaciones como la dermatitis atópica, la psoriasis, ictiosis, etc. en las que la barrera cutánea está comprometida. Su formulación, además de incluir fórmulas de alta tolerancia y sin perfume, asocia activos como las ceramidas y sistemas de difusión progresiva, permite mejorar la calidad de la piel y ser un complemento perfecto a los tratamientos farmacológicos, ayudando a mejorar la calidad de vida de los pacientes. El conocimiento de las características y beneficios, junto con estudios en diferentes problemas de piel, es necesario para poder realizar una correcta recomendación por parte de la enfermería. De esta forma, ayudaremos no solo al paciente a reconciliarse con su piel sino también a mejorar el cumplimiento de los tratamientos médicos”, apunta Mercedes Abarquero.

Y no ha faltado tampoco el tiempo para el debate, momento en el que los asistentes han podido trasladar en directo sus preguntas a los ponentes y compartir sus impresiones. Con él se ha cerrado el primero de los webinars previstos dentro de este nuevo proyecto “En la piel de la Enfermera”.

La Mesa de la Profesión Enfermera rechaza nuevos perfiles profesionales en las residencias de mayores que generarían conflicto y destrucción de empleo

Oposición enfermera a la propuesta del PSOE en el Congreso de crear un nuevo ciclo formativo de grado superior de supervisión socioasistencial

La Mesa de la Profesión Enfermera rechaza nuevos perfiles profesionales en las residencias de mayores que generarían conflicto y destrucción de empleo

 

  • La Mesa de la Profesión Enfermera subraya que la mejor solución para mejorar la atención y cuidados que se prestan en las residencias de mayores es reforzar a los profesionales sanitarios cualificados para realizar estas labores asistenciales, como son las enfermeras y enfermeros. 
  • La intención de crear un nuevo título de formación profesional de grado superior de supervisión socioasistencial en residencias de mayores supondría un “choque frontal” con las competencias que están atribuidas por Ley a las enfermeras de cuidados generales y a las enfermeras especialistas en Geriatría. 
  • Consejo General de Enfermería y Sindicato de Enfermería SATSE, que conforman la Mesa, piden una reunión con la diputada del PSOE, Mª Luz Martínez, artífice de la propuesta en el Congreso, para abordar iniciativas que realmente mejorarían la atención y cuidados en las residencias de mayores. 

– La Mesa de la Profesión Enfermera, integrada por el Consejo General de Enfermería (CGE) y el Sindicato de Enfermería, SATSE, ha trasladado al Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados que la mejor solución para mejorar la atención y cuidados que se prestan en las residencias de mayores es reforzar a los profesionales sanitarios cualificados para realizar estas labores asistenciales y de supervisión sociosanitaria, como son las enfermeras y enfermeros, en lugar de crear un ciclo formativo de grado superior de supervisión socioasistencial que conllevaría conflictos de competencias y la destrucción de empleo entre las enfermeras y los Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE) que trabajan en estos centros.

En una carta dirigida a la diputada socialista Mª Luz Martínez, artífice de la Proposición no de Ley sobre el nuevo grado de supervisión socioasistencial, la Mesa de la Profesión Enfermera coincide en los argumentos de la propuesta del PSOE relativos a que la actual pandemia del Covid-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de contar con un buen modelo de atención residencial para las personas mayores y que, para ello, han de mejorar los servicios prestados en los centros de cara a evitar que, en el caso de que se vuelvan a producir situaciones de contagios generalizados, se cuente con la organización, previsión y gestión adecuadas para que los riesgos sean los menores posibles.

Asimismo, la Mesa subraya que, al margen de la situación actual o posibles futuras crisis de carácter excepcional, nuestros mayores y centros sociosanitarios deben ser provistos de manera ordinaria y estructural de los adecuados recursos para una mejor atención, entre ellos, contar con el personal cualificado necesario que pueda atender las necesidades que precisen las personas dependientes y no dependientes.

No obstante, la Mesa de la Profesión Enfermera manifiesta su disconformidad con el planteamiento del PSOE de que, a pesar de todos los perfiles que, en la actualidad, existen en las residencias de mayores, no hay ninguno concreto que responda a un perfil mixto que pueda llevar a cabo las tareas de organización, la supervisión socioasistencial, la coordinación de personal, la atención a las familias y la gestión de la comunicación con las personas mayores y sus familias.

Al respecto, la Mesa recuerda a la diputada socialista que la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS) deja meridianamente claro que las enfermeras y enfermeros son los responsables de la dirección, evaluación y prestación de los cuidados de Enfermería orientados a la promoción, mantenimiento y recuperación de la salud, así como a la prevención de enfermedades y discapacidades.

Asimismo, y ahondando en una mayor cualificación, como el PSOE plantea, existe también en nuestro ordenamiento jurídico el establecimiento de la especialidad de Enfermería Geriátrica, cuyo programa formativo, que se desarrolla durante dos años en modo residencial bajo el sistema conocido como EIR, contempla todas las competencias de supervisión, coordinación y gestión de la comunicación, entre otras.

Por ello, la Mesa de la Profesión Enfermera asegura que la intención de crear el nuevo título de formación profesional de grado superior de supervisión socioasistencial en residencias de mayores supondría un “choque frontal” con las competencias que, en estos momentos, están atribuidas tanto a las enfermeras y enfermeros de cuidados generales como a las enfermeras y enfermeros especialistas en Geriatría. De ahí, añade, el rechazo a una propuesta que, además, conllevaría la destrucción de miles de puestos de trabajo de enfermeras y Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería, que trabajan, en la actualidad, en este tipo de recursos asistenciales sociosanitarios.

Por último, y al objeto de poder abordar este importante asunto y analizar posibles propuestas de mejora, la Mesa de la Profesión Enfermera pide a la diputada socialista mantener una reunión en breves fechas, al entender que ambas partes coinciden en la necesidad urgente de que las residencias de mayores presten la mejor atención y cuidados posibles a un colectivo tan importante y vulnerable a la vez, como son las personas de mayor edad.

Las Asociaciones Nacionales Enfermeras en Europa pactan un plan de Inteligencia Artificial para facilitar el acceso a historias digitales

En el marco de la Asamblea General de la Federación de Asociaciones de Enfermeras (EFN)

Las Asociaciones Nacionales Enfermeras en Europa pactan un plan de Inteligencia Artificial para facilitar el acceso a historias digitales

  • La apuesta por la inteligencia artificial para coordinar historias digitales, comprobación de datos y conexión directa entre distintas naciones ha sido una de las innovadoras propuestas que se han pactado en este encuentro en el que han participado representantes de todos países europeos, entre ellos, del Consejo General de Enfermería de España. 
  • Además, se ha acordado un plan específico para desarrollar un programa de tutoría para los estudiantes en prácticas pactado en conjunto con los decanos de las universidades. También se ha acordado elaborar grupos de trabajo entre las distintas asociaciones para desarrollar un frente común contra las agresiones a personal sanitario. 
  • El objeto de esta partida presupuestaria es reconocer, implementar y desarrollar proyectos de investigación, así como becas a doctorandos y se suman a las múltiples iniciativas que en este ámbito vienen desarrollando muchos colegios desde hace años. 
  • Por otro lado, se ha enfatizado la importancia de continuar con el seguimiento al Plan de Acción del Pilar Europeo de Derechos Sociales, para aprovechar las oportunidades para una recuperación saludable post COVID-19 y se ha acordado trabajar de forma proactiva con las instituciones europeas para garantizar que las enfermeras estén mejor preparadas, protegidas y respaldadas con los recursos necesarios para cualquier futura crisis sanitaria en la UE.

 

En el marco de la 112 Asamblea General de la Federación de Asociaciones de Enfermeras (EFN) -de la que el Consejo General de Enfermería es miembro-, las Asociaciones Nacionales de Enfermeras de EFN (NNA), que representan a tres millones de profesionales en la Unión Europea, se han dado cita en una reunión online donde se han sentado las bases sobre cuáles deben de ser las prioridades de la profesión para 2021.

En el encuentro, los representantes de la enfermería europea han acordado los posicionamientos que dirigirán los objetivos de la profesión en sus países. La apuesta por la inteligencia artificial para coordinar historias digitales, comprobación de datos y conexión directa entre distintos países ha sido una de las innovadoras propuestas que se han pactado en este encuentro. Además, se ha acordado un plan específico para desarrollar un programa de tutoría para los estudiantes en prácticas pactado en conjunto con los decanos de las universidades. También se ha acordado elaborar grupos de trabajo entre las distintas asociaciones para desarrollar un frente común contra las agresiones a personal sanitario, un tema que cada vez está afectando más a los trabajadores de la sanidad y que, tal y cómo se ha demostrado en distintos estudios científicos, está dejando secuelas físicas y psicológicas entre los profesionales. Las experiencias de cada país en cada materia han sido clave para establecer una guía de trabajo. “En España, desde el Observatorio de Agresiones del Instituto de Investigación Enfermera, llevamos cinco años recopilando datos relativos a las agresiones. Sabemos que está muy infracomunicada la agresión porque es un tema muy delicado, por eso también colaboramos activamente con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado” ha expuesto, José Luis Cobos, representante de España en la Asamblea y vicesecretario general del Consejo General de Enfermería.

Enfermeras y COVID-19

Por otro lado, se ha enfatizado la importancia de continuar con el seguimiento al Plan de Acción del Plan Europeo de Derechos Sociales, para aprovechar las oportunidades para una recuperación saludable post COVID-19. El Marco Financiero Plurianual 2021-2027 (MFP) y Next Generation EU (NGEU), también conocido como “Fondo de Recuperación o Plan de Recuperación” son importantes para desarrollar la resiliencia de la fuerza laboral de enfermería en la Unión Europea. En este contexto de recuperación, tal y como se ha expuesto en la reunión, es clave implementar la Matriz de fuerza laboral EFN 3 + 1, que se basa en la Directiva de la UE 2013/55 / UE y el Marco de competencias EFN para enfermeras de cuidados generales. “Es fundamental que los fondos de recuperación contemplen en nuestro país el refuerzo de la atención sanitaria por parte de las enfermeras y enfermeros, como pilar fundamental, sobre todo en materia de prevención y Atención Primaria”, afirma el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya.

La importancia del personal de enfermería cualificado y competente está intrínsecamente ligada a una atención adecuada, segura y de alta calidad para todos los pacientes y ciudadanos en todos los entornos de salud. Durante esta pandemia, la contribución de enfermeras y matronas cualificadas y competentes a la recuperación del paciente está siendo, sin duda, un factor importante para la recuperación de muchos y un paliativo de cuidados al final de la vida para otros.

Instituciones europeas

Asimismo, se ha consensuado que la EFN trabaje de forma proactiva con las instituciones europeas para garantizar que las enfermeras estén mejor preparadas, protegidas y respaldadas con los recursos necesarios para cualquier futura crisis sanitaria en la UE. De este modo, los miembros de EFN han reafirmado su compromiso dedicado a garantizar que la voz unida de las enfermeras se escuche a nivel de la UE y se tenga en cuenta en el diseño de políticas adecuadas para el propósito que afectan a la profesión de Enfermería.

La participación de EFN en cuatro proyectos financiados por la UE como socio usuario final es clave para traducir las declaraciones de posición de EFN en una práctica de primera línea. Así, se ha expuesto el modo en el que la EFN está actualmente involucrada en Qualment, un proyecto que finalizará en septiembre de 2021. También participa en dos proyectos EHR H2020 InteropEHRate y Smart4Health, e IMMUNION – iniciados el 1 de abril de 2021.

La pandemia por COVID-19 todavía tiene un impacto enorme en todos los estratos de la sociedad. Durante estos tiempos de crisis de salud, es de vital importancia apoyar a las enfermeras de primera línea, dar tiempo para recuperarse de las consecuencias prolongadas del COVID-19 y la salud mental del trabajo en este entorno. Se ha acordado, por tanto, responder a los desafíos sin comprometer su seguridad y bienestar para seguir fomentando la inversión en personal de enfermería y así combatir su enorme escasez.

“El Consejo General de Enfermería mantiene su firme compromiso de hacer llegar las necesidades de las enfermeras españolas a las autoridades a nivel europeo e impulsar a través de EFN las políticas sanitarias que mejoren la atención sanitaria y el desarrollo profesional de la enfermeras y enfermeros”, recalca Florentino Pérez Raya.

Origen de la información pulse aquí.

La AEMPS informa sobre el cese de comercialización y utilización de las mascarillas quirúrgicas tipo IIR con grafeno fabricadas por Shandong Shenquan New Materials Co. Ltd, China.

La AEMPS informa sobre el cese de comercialización y utilización de las mascarillas quirúrgicas tipo IIR con grafeno fabricadas por Shandong Shenquan New Materials Co. Ltd, China.

Fecha de publicación: 15 de abril de 2021
Categoría: productos sanitarios, seguridad
Referencia: PS, 13/2021

 

o Las autoridades sanitarias de Canadá han publicado información sobre los posibles riesgos por la presencia de grafeno o biomasa de grafeno en mascarillas

o La AEMPS, como medida de precaución, ha solicitado el cese voluntario de la comercialización a la empresa importadora y distribuidora de las mascarillas quirúrgicas tipo IIR con biomasa de grafeno del fabricante Shandong Shenquan New Materials Co. Ltd, China en España

o La Agencia está llevando a cabo una investigación al respecto y recomienda el cese de la utilización de mascarillas quirúrgicas que contengan grafeno en su composición

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), a raíz de la reciente publicación de las autoridades sanitarias de Canadá, en la que se informa sobre los posibles riesgos por la presencia de grafeno o biomasa de grafeno en mascarillas, ha iniciado una investigación al respecto. Actualmente se ha identificado que en España se están comercializando mascarillas quirúrgicas tipo IIR con grafeno de biomasa del fabricante Shandong Shenquan New Materials Co. Ltd, China.

La AEMPS, como medida de precaución, ha solicitado el cese voluntario de la comercialización a la empresa importadora y distribuidora de estas mascarillas quirúrgicas con biomasa de grafeno del fabricante Shandong Shenquan New Materials Co. Ltd, China.

La Agencia continúa con la investigación del riesgo potencial de inhalación de partículas de grafeno por la utilización de estas mascarillas quirúrgicas y el riesgo que, en ese caso, puede suponer. Como medida de precaución recomienda la no utilización de mascarillas quirúrgicas que contengan grafeno.

Información para profesionales sanitarios y usuarios

o La AEMPS recomienda la no utilización de mascarillas quirúrgicas que contengan grafeno.
o Si tiene conocimiento de un incidente relacionado con el uso de este producto notifíquelo a través del portal de notificación NotificaPS.

 

Información para distribuidores y establecimientos de venta

o En el caso de disponer de mascarillas quirúrgicas que contengan grafeno no las distribuya y retírelas de la venta.
o En el caso de disponer de mascarillas quirúrgicas que contengan grafeno de un fabricante distinto de Shandong Shenquan New Materials Co. Ltd, China, informe a la AEMPS por correo electrónico en la dirección pscontrol@aemps.es incluyendo la información del fabricante y de la empresa que les ha suministrado el producto
o Si tiene conocimiento de un incidente relacionado con el uso de este producto notifíquelo a través del portal de notificación NotificaPS.

Enlace Alertas Productor sanitarios

Enlace información AEMPS

Enlace Nota de Seguridad

Jeringas para tuberculina hipodérmicas estériles de un solo uso.

La AEMPS informa sobre la detección de un certificado de marcado CE falsificado de la empresa International Company for Medical Necessities

 

Fecha de publicación: 14  de abril de 2021

Categoría: productos sanitarios, certificado CE falso

Referencia: PS 12/2021

o   Se trata de una comunicación recibida por parte de las autoridades sanitarias de Eslovaquia relativa a la detección de un certificado de marcado CE falsificado al contener en su anexo productos que no han sido certificados

o   Los productos afectados son “jeringas estériles hipodérmicas de un solo uso para tuberculina”, del fabricante International Company for Medical Necessities, Egipto

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha recibido una comunicación de las autoridades sanitarias eslovacas relativa a la detección de un certificado de marcado CE falsificado.

De acuerdo con la información facilitada, se ha detectado que el certificado emitido por el  Organismo Notificado eslovaco 3EC International a.s, cuyo número de identificación es el 2265, para el fabricante International Company for Medical Necessities, Egipto y para los productos “jeringas estériles hipodérmicas de un solo uso” con número de certificado 2020-MDD/QS-107, fecha de emisión 12 de agosto de 2020 y fecha de caducidad 26 de mayo de 2024, es un certificado falsificado, al incluir en su anexo (número 84 a 89)  jeringas para tuberculina que no han sido certificadas por dicho Organismo Notificado.

El Organismo Notificado 3EC International a.s ha ivalidado el certificado de marcado 2020-MDD/QS-107, y lo ha reemplazado por una nueva versión, número de certificado 2020-MDD/QS-107/A emitido el 24 de septiembre de 2020 al fabricante International Company for Medical Necessities, Egipto, para los productos jeringas hipodérmicas estériles de un solo uso cuyo alcance incluye: jeringas hipodérmicas, jeringas de seguridad y jeringas de insulina,  y que no incluye jeringas para tuberculina, tal y como aparece en el anexo del certificado falsificado.

Los productos jeringas estériles hipodérmicas de un solo uso, mencionados en este certificado no figuran en el Registro de comunicaciones de comercialización y puesta en servicio de productos sanitarios de este Departamento.

Lo que se comunica a efectos de control de mercado.

 

Enlace Alertas Productor sanitarios

Enlace información AEMPS

Enlace Certificado

 

El Consejo General de Enfermería celebra la armonización de las retribuciones de los profesionales sanitarios aprobada por el Congreso

La PNL recoge una histórica reivindicación profesional de la Organización Colegial

El Consejo General de Enfermería celebra la armonización de las retribuciones de los profesionales sanitarios aprobada por el Congreso

 

  • El Congreso de los Diputados ha atendido una demanda histórica de la Organización Colegial de Enfermería al aprobar casi por unanimidad una proposición no de ley (PNL) por la que se insta al Gobierno a mejorar y armonizar las retribuciones de los profesionales sanitarios del Sistema Nacional de Salud (SNS) y evitar que las enfermeras sigan buscando trabajo fuera de España. 
  • Las enfermeras piden que no sea una mera declaración de intenciones y se materialice en un plan estatal y en coordinación con las CC.AA. que conlleve una retribución digna y adecuada para las enfermeras que tanto han demostrado en la actual pandemia. 
  • En concreto, en el texto aprobado, que ha tenido 32 votos a favor, uno en contra y una abstención, se aboga por realizar esta mejora en coordinación con las comunidades autónomas en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), con los colegios profesionales y con los sindicatos. 

El Congreso de los Diputados ha aprobado, casi por unanimidad, una proposición no de ley (PNL) por la que se insta al Gobierno a mejorar y armonizar las retribuciones de los profesionales sanitarios del Sistema Nacional de Salud (SNS). Una PNL que ha contado, desde el inicio, con el apoyo del Consejo General de Enfermería. Por esta razón, desde el organismo enfermero se celebra la decisión de los grupos parlamentarios para secundar esta decisión. “Ha sido una reclamación histórica de la Organización Colegial de Enfermería; llevamos décadas denunciando que la retribución de las enfermeras es dispar entre las CCAA y está a años luz de su excelencia académica y profesional, así como a la responsabilidad que asume diariamente. Desde aquí celebramos que los Grupos Políticos por fin nos hayan escuchado y hayan decidido dar un primer paso al frente. No obstante, pedimos que no sea una mera declaración de intenciones y se materialice cuanto antes en un plan estatal y en coordinación con las CCAA, que conlleve actuaciones en materia de RRHH que contemplen una retribución para nuestras enfermeras acordes a su preparación y su excelencia y que tanto y tanto han demostrado durante la pandemia”, ha expuesto Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.

En concreto, en el texto aprobado, que ha tenido 32 votos a favor, uno en contra y una abstención, se aboga por realizar esta mejora en coordinación con las comunidades autónomas en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), con los colegios profesionales y con los sindicatos. Esta PNL ha sido presentada por el Grupo Parlamentario Popular y ha contado con una enmienda presentada por los grupos parlamentarios del PSOE y Unidas Podemos. Desde el Consejo General de Enfermería se valora como “muy positiva” esta decisión con la que se pone de manifiesto que la voz de las enfermeras llega al Congreso y tenga un rol esencial en la toma de decisiones en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. “Los colegios damos voz a las reivindicaciones de las profesionales. Llevamos años denunciando lo absurdo e injusto de la disparidad de salarios en función de la Comunidad Autónoma y mil parámetros y supuestos particulares que establecen incluso los propios hospitales. Nos alegramos de que, por una vez, se nos tenga en consideración para la toma de decisiones sobre políticas que afectan directamente a nuestro colectivo”, ha señalado el presidente de las enfermeras, Florentino Pérez Raya.

Capital valioso

La PNL ha sido presentada en el Congreso de los Diputados por Elvira Velasco, diputada del PP y también enfermera, quien ha expuesto las razones por las que, desde su grupo parlamentario se ha decidido apoyar firmemente esta propuesta. “Los profesionales sanitarios son el capital más valioso con el que cuenta el SNS. Durante la pandemia del COVID-19 se han contagiado al realizar su trabajo y a más de un centenar les ha costado la vida. Esto, unido al desgaste físico y psicológico al que han tenido que someterse”, ha dicho la diputada del PP, Elvira Velasco. Algo que se confirma desde el Consejo General de Enfermería: “si algo ha enseñado a la sociedad esta crisis ha sido el trabajo esencial de los profesionales sanitarios. Un trabajo imprescindible debe estar acompañado de una remuneración acorde a su responsabilidad y riesgo”, ha valorado Florentino Pérez Raya.

Desde el grupo parlamentario responsable de la PNL se ha recordado que son diversos los estudios elaborados y publicados en los últimos años en España por colegios profesionales, sociedades científicas o consultoras que han puesto y ponen de manifiesto las diferencias retributivas que existen entre profesionales sanitarios en función de la comunidad autónoma en la que ejerzan su labor, “que pueden llegar a superar los 1.500 o 2.000 euros. En muchas comunidades autónomas hay verdaderos déficits de profesionales sanitarios”, ha recalcado en su intervención en la cámara la diputada Velasco.

De este modo, apuntan desde el Consejo General de Enfermería, se conseguirá que aquellas enfermeras y enfermeros que tuvieron que emigran al extranjero vuelvan a nuestro país. “Un objetivo que se marcó en el proyecto de retorno de la Organización Colegial de Enfermería. Con sueldos más equiparados a los de nuestros países vecinos y condiciones laborales más favorables, será más sencillo que las enfermeras españolas en el extranjero puedan volver a su país”, concreta Florentino Pérez Raya.

Origen de la información pulse aquí.

 

La Mesa Enfermera afirma que la revisión aislada de las funciones y grupo de clasificación de alguna categoría profesional desestabilizaría al conjunto del SNS

Ante las informaciones que apuntan a un posible compromiso del Ministerio de Sanidad con el colectivo de técnicos sanitarios de formación profesional

 

La Mesa Enfermera afirma que la revisión aislada de las funciones y grupo de clasificación de alguna categoría profesional desestabilizaría al conjunto del SNS

 

  • La Mesa de la Profesión Enfermera, en alerta ante una posible revisión de funciones y reclasificación de alguna categoría profesional por las repercusiones que podría tener en un sistema sanitario seriamente debilitado pero que actualmente funciona por la actitud colaborativa de todos los profesionales en beneficio del paciente. 
  • El Consejo General de Enfermería (CGE) y el Sindicato de Enfermería, SATSE, apuntan la posibilidad de que se genere una confrontación entre los diferentes colectivos sanitarios por unos espacios competenciales que ya están bien delimitados y no generan ningún tipo de distorsión en la atención sanitaria que se presta a los pacientes y a la ciudadanía. 
  • La Mesa de la Profesión Enfermera subraya que un asunto de tanta complejidad e importancia debe abordarse, en todo caso, no solo con el conjunto de categorías profesionales del sector sanitario sino con todos los colectivos profesionales y sectores de la administración pública implicados (sanidad, educación, justicia, Administración General del Estado…). 

La Mesa de la Profesión Enfermera, integrada por el Consejo General de Enfermería (CGE) y el Sindicato de Enfermería, SATSE, ha trasladado al Ministerio de Sanidad que la revisión parcial y aislada de las funciones solo de las categorías profesionales de formación profesional que forman parte del Sistema Nacional de Salud, así como su reclasificación profesional, puede llevar a una confrontación laboral y profesional en los centros sanitarios y sociosanitarios del conjunto del Estado.

En una carta dirigida a la titular de Sanidad, Carolina Darias, la Mesa de la Profesión Enfermera le pide que confirme si es cierto que su departamento ha adquirido el compromiso de modificar la clasificación profesional y funciones del colectivo de técnicos sanitarios (auxiliares de enfermería y técnicos de formación profesional de la rama sanitaria) y, en caso de que sea así, le pide conocer su alcance dado que entiende que tendría importantes repercusiones, no solo para el sistema sanitario sino para todos los sectores de la administración pública (salud, justicia, educación, Administración General del Estado…)

En el caso de una posible revisión de las funciones del colectivo de técnicos sanitarios de formación profesional, la Mesa sostiene que, al estar reguladas de igual manera que las del resto de categorías profesionales del sistema sanitario,  debería acometerse un abordaje integral de todas ellas, máxime cuando, en la actualidad, se trabaja cada vez más en equipos de salud multidisciplinares en los que deben convivir en perfecta armonía las funciones de todos sus miembros en beneficio de la seguridad del paciente y la calidad asistencial.

“La interrelación de todas las categorías sanitarias es tal que no podría abordarse la revisión de las funciones de un único colectivo sin abordar las del conjunto de todas las categorías y profesiones sanitarias existentes, ya que de lo contrario dicha modificación abocaría a un conflicto laboral y profesional en todos y cada uno de los centros sanitarios del conjunto del Estado de imprevisibles consecuencias y que repercutiría muy negativamente en la atención sanitaria y cuidados, dada la inevitable confrontación que se produciría entre los diferentes colectivos sanitarios afectados por unos espacios competenciales que hoy en día están bien delimitados y no generan ningún tipo de distorsión en la excelente asistencia sanitaria que se presta en nuestro sistema sanitario”, afirma.

En cuanto a la reclasificación profesional del colectivo de técnicos de formación profesional, la Mesa de la Profesión Enfermera entiende que tampoco se podría acometer de manera aislada para este colectivo en el SNS y en el ámbito sociosanitario público. En consecuencia, la posible reclasificación para ascender a un grupo superior a estos técnicos conllevaría la inmediata reclasificación de todos estos trabajadores con independencia del sector de la administración pública a la que pertenezcan.

Serían, por tanto, cientos de miles de empleados públicos y supondría un coste anual que, en el caso exclusivo de los técnicos en cuidados auxiliares de enfermería asciende a 600 millones de euros, y que, teniendo en cuenta la totalidad de trabajadores de todo el sector público,  podría ascender a unos 12.000 millones de euros, unas cantidades económicas que, dadas las circunstancias actuales, repercutiría de manera importante en la financiación del conjunto de la administración del Estado, añade.

Por otro lado, la Mesa apunta que esta reclasificación no podría limitarse a los grupos B y C de clasificación profesional, ya que, de abordarse la misma, indefectiblemente deberá abordarse también la del grupo A, el cual actualmente se encuentra subdividido de forma anómala en dos subgrupos A1 y A2, lo que ha permitido mantener la división entre los antiguos licenciados y diplomados universitarios a pesar de que las actuales titulaciones universitarias son todas de Grado, desde hace ya más de 10 años.

“Ello provoca agravios notables, como el de que una enfermera graduada haya cursado los mismos créditos que, por ejemplo, un periodista, bibliotecario, etc., y que si alguno de éstos profesionales es contratado por una administración pública, sin embargo, se vean clasificados en grupos diferentes por el simple hecho de que dichos trabajadores procedan de la antigua licenciatura hasta la reforma universitaria que implantó los títulos de grado, por lo que se le clasifica en el grupo A1, mientras que a la enfermera se la clasifica en el grupo A2 por haber sido una diplomatura universitaria, y todo ello sin contar con que muchas de las enfermeras cuentan incluso con una especialización obtenida después de superar una prueba nacional y dos años de formación como residente”, apunta.

Según la Mesa de la Profesión Enfermera, todo ello quedaría resuelto si en el grupo A se clasificara a todos los titulados universitarios sin subgrupos, estableciendo solo una distinción retributiva entre ellos en función de la dificultad de las pruebas de acceso y el nivel de responsabilidad asumido, tal y como establece el artículo 76 del Estatuto Básico del Empleado Público.

Por todo ello, la Mesa de la Profesión Enfermera asegura que, en caso de que el Ministerio de Sanidad decida acometer de manera aislada y parcial solo la revisión de las funciones del colectivo de técnicos sanitarios de formación profesional, no aceptará pasivamente dicha decisión. De igual manera, se pondría en contacto con todos los colectivos profesionales implicados, no solo en el sector sanitario, sino en el conjunto de todas las administraciones públicas del Estado, para valorar la situación y, si fuese necesario, desarrollar las actuaciones que se considerasen oportunas.

Origen de la información pulse aquí.

Mas información pulse aquí.